Índice alfabético > B > Henri Bergson

Biografía

Henri Bergson Henri Bergson (París, 18 de octubre de 1859 – Auteuil, 4 de enero de 1941) estudió en el Colegio de Francia. Era de familia judía de origen polaco y desde niño tuvo manifieste inclinación por el estudio. En el Liceo Condorcet se distinguió por su rara inteligencia; allí obtuvo las más altas calificaciones y se llevó las recompensas más preciadas. En 1878 ingreso en la Escuela Normal Superior, en la que estuvo tres años. También sus notas fueron sobresalientes, puesto que fue el segundo su promoción. Regresó con el título de Licenciado en Letras y Filosofía. Desde ese momento o empezó a ganarse la vida como profesor en escuelas de provincias; estuvo en los claustros de los liceos de Angers (1881) y Clermont-Ferrand (1883).

En 1888 lo llamaron desde París. El Liceo Rollin lo incorporó a su distinguido cuerpo de profesores. Un año más tarde sostuvo su tesis doctoral con la máxima calificación. Su nueva meta fue el Liceo Enrique IV, escalón brillante de su ascenso hacia la fama. Poco a poco se había hecho conocer; su reputación como erudito filósofo y buen escritor se afianzaba lentamente. La Escuela Normal Superior lo honró en 1897 con el cargo de maestro de conferencias, y tres años más tarde ocupó la vacante dejada por Carlos Leveque en el Colegio de Francia. Sus discípulos lo honraron con su aplauso; los directivos del colegio resolvieron encomendarle, en 1904, la cátedra de Filosofía Moderna. La carrera de Bergson, ascendente, culminaba así en un sitial desde donde podía proyectar su luz sobre el pensamiento del siglo. En 1914 la Academia Francesa lo incorporó a su seno, recompensando con los lauros de académico una vida fecunda.

En 1927 obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Fue presidente de la Liga de Cooperación Intelectual, fundada por la Sociedad de Naciones. Murió el 5 de enero de 1941.


Obras

Entre sus obras sobresalen: Materia y memoria (1900); La risa (1915); Ensayo sobre los datos inmediatos de la conciencia (1919); La energía espiritual (1928); Las dos fuentes de la moral y de la religión (1932).


Estilo

Las originales concepciones de su sistema filosófico y psicológico llegaron a monopolizar la atención de su siglo y revelaron en él una fuerte mentalidad pensante. La intuición fue la nota fundamental de su filosofía; para llegar a ella creó un método propio, eslabonando conjeturas y razonamientos.

Grande y universal es su fama y es por tal motivo el centro de muchas polémicas: numerosos son sus panegiristas y no pocos sus detractores, quienes lo juzgan ineficaz y en exceso velado. Nadie, empero, puede negarle la categoría de filósofo interesante; sin duda es una de las mentes más claras del pensamiento contemporáneo.

Uno de sus libros magistrales, La evolución creadora, apareció en 1907 y ejerció una poderosa influencia dinámica sobre toda la filosofía del siglo XX, fundando una nueva concepción idealista.

Alfonso Le Roy, su discípulo predilecto y sucesor de su cátedra, consideró que el bergsonismo se adapta a cinco puntos capitales: la filosofía y su relación con la ciencia y el arte; la psicología (teorías de la conciencia, de la libertad y de la memoria); la metafísica de la evolución; la gnoseología (inteligencia e intuición), y la axilología.

No quedaron, exclusivamente, en la filosofía, las enseñanzas del maestro: también fue un prosista elegante, preciso y brillante.


Textos

Citas

"La libertad es un hecho, y entre los hechos que observamos, no hay ninguno que sea más claro."

"El hombre sapiens, la única criatura dotada de razón, es también el único ser que aferra su existencia a cosas irracionales."

"El tiempo es invención o no es nada en absoluto."

"La contemplación es un lujo, mientras que la acción es una necesidad."

"Hay que pensar como hombre de acción y actuar como hombre pensador."

"El presente sólo se forma del pasado, y lo que se encuentra en el efecto estaba ya en la causa."

"La inteligencia se caracteriza por una incomprensión natural de la vida."

"Los conceptos están incluidos en las palabras."

"¿Cuál es, en este caso privilegiado, el sentido de la palabra "existir"? [...] Me doy cuenta primero que paso de un estado a otro. Tenga calor o frío, esté alegre o triste, trabaje o no haga nada, miro a lo que me rodea o pienso otra cosa. Sensaciones, sentimientos, voliciones, representaciones, he aquí las modificaciones entre las que se reparte mi existencia y que la colorean alternativamete. Cambio, pues, sin cesar."

Búsqueda personalizada