Índice alfabético > G > André Gide

Biografía

André GideLa familia de André Gide -hugonote de rancia estirpe- fue para éste una verdadera escuela de austeridad. Por momentos lo educaron con rigor, para inculcarle el respeto por las cosas del espíritu y la indiferencia por los bienes terrenos. De tan singular método emanó el culto del ideal que, en Gide, es un sistema de comunicación con el lector.

Nació en París, el 21 de noviembre de 1869. Sus padres solían llevarlo a oír los sermones del predicador protestante. No eran los Gide gente de fortuna, aunque sí profundos pensadores, de religión calvinista. André, educado en los principios más rígidos, pensó seguir la carrera de las ciencias y comenzó su estudio con las sólidas bases intelectuales que había obtenido gracias a su formación, pero después lo dejó por la música. Tras un breve periodo como diletante, decidió alejarse de los pentagramas con el fin de dar a su mensaje una musicalidad peculiar, llena de hondos sonidos filosóficos. Abrazó -esta vez para siempre- la vocación de escritor.

Desde sus comienzos suscitó la admiración de la crítica (Cuadernos de André Walter, 1891), aunque su juventud, con ser precozmente madura, le impedía posesionarse de ciertas cualidades que hacen a la tónica de los escritores fogueados. Gide logró luego, tras varios viajes, ampliar su panorama, extender su experiencia, incorporar a su lenguaje la ironía. Intrépido buscador de la justicia, Gide -ensayista, moralista, novelista y autor teatral- frecuentó los más diversos géneros literarios.

Fue distinguido con el Premio Nobel de Literatura de 1947, "por su intenso y artísticamente importante trabajo literario, en el que ha expuesto problemas y condiciones de la humanidad con un inquebrantable amor a la verdad y aguda percepción psicológica".

Falleció en París el 19 de febrero de 1951.


Obras

Del conjunto de sus obras se destacan: El viaje de Urien, Pantanos, Pretextos (estudios críticos), Los alimentos terrestres, Saúl (drama), El rey Candaule (drama), Prometeo mal encadenado, De la influencia en la literatura, Los límites del arte, De la importancia del público, El inmoralista, La puerta estrecha, El regreso del hijo pródigo, Isabel, Nuevos pretextos, Las grutas del Vaticano, La sinfonía pastoral, Si el grano nace muerto, Los monederos falsos, Retorno de la URSS, La escuela de las mujeres, Incidencias. Escribió conferencias sobre Dostoievski, así como las páginas de un Diario, que reflejan las pasiones y angustias del ser reñido con la inercia. En suma, su mensaje vibra en la literatura francesa como una de sus voces más eminentes.


Estilo

El pensamiento literario del siglo XX recibió un gran influjo con la obra de Gide, expresión de inquietudes humanas y monumento de la literatura francesa contemporánea. Ella influyó e influye en la juventud francesa; discutidos como pocos, sus escritos se deslizan desde el ángulo del bien al del mal, de lo justo a lo deleznable, en permanente fluir de desazones. Gran esteta del individualismo, Gide escribió acerca de cuanto rige y ordena las sociedades humanas. De él se dijo que era anarquizante, que sus ideas eran disolventes, y difícilmente asimilables. Lo que nadie discutió es la calidad de esa prosa, encantadora por fresca, pulida y diáfana.

Comenzó a escribir como poeta delicado, dueño de un temperamento filosófico a lo Goethe. Remy de Gourmont, a propósito de los Cuadernos de André Walter (1891), destacó los méritos del joven poeta y le pronosticó futuras indignaciones frente a la inutilidad social del pensamiento. Ingenioso, original, erudito y tierno, Gide por entonces ya condensaba toda una juventud de estudio, de ensueño y de sentimiento.

A esta elocuente manifestación de su profunda emotividad siguieron El tratado de Narciso y La tentativa amorosa.

Irónico se mostró en trabajos posteriores, esforzándose por probar que cada uno debe desempeñar su papel en la vida, con sinceridad y sin prejuicios, tal como lo postula el destino en la filosofía hindú. La vida, en su concepto, debe ser una constante búsqueda de uno mismo. De allí que se nos muestre sincero, sin prejuicios, pronto a la confesión de sus errores y de sus aciertos y fiel a las normas que sustentan toda su labor literaria con el sentido de la ecuanimidad. Perteneció al movimiento simbolista y fue uno de los más devotos concurrentes a los famosos martes del poeta Mallarmé.


Textos

Citas

"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado."

"Es mejor ser odiado por lo que uno es, que amado por algo que no es realmente."

"Las cosas más bellas son las que inspira la locura y escribe la razón."

"No se descubren nuevos continentes si no se tiene el valor de perder de vista las viejas orillas."

"Nuestros actos están unidos a nosotros como al fósforo su luz. Nos consumen, verdad es, pero producen nuestro esplendor."

"Sabio es aquel que constantemente se maravilla."

"El poeta cree que cuando muera se irá volando con todo y cama, derechito al cielo."

Búsqueda personalizada